ALQUILER DE OBRAS DE ARTE

¿Por qué alquilar arte? Es sofisticado: el arte contemporáneo proyecta una imagen corporativa dinámica y sofisticada. Disponemos de un amplio catálogo de cuadros, esculturas, fotografías y grabados, y contamos con más de 450 artistas. Además, las obras de arte crean un ambiente estimulante para los empleados. Es rentable: puede disfrutar de una obra de arte original de un artista de renombre y es un gasto deducible fiscalmente para las empresas. Es flexible: el contrato de arrendamiento permite cambios y adquisiciones, y es cómodo: FLECHA se encarga desde el estudio de proyección hasta la instalación.


DECORACIÓN DE OFICINAS CON ARTE

Añada al alquiler de obra de arte nuestro servicio integral y gratuito de Asesoramiento: selección de obra, producción e instalación. Periodo de prueba de 15 días.


REGALOS DE EMPRESA

A través de nuestro servicio de asesoramiento gratuito le ayudaremos a elegir, diseñar y producir el regalo perfecto para sus empleados o clientes. Más de 450 artistas y un amplísimo catálogo de obras con precios muy competitivos. Su producto, su sede, logo, claim, etc. convertidos en obra de arte.


¿Está interesado? contáctenos

llámenos 91 603 36 26

91 603 36 26

flecha@flecha.es

flecha@flecha.es

¡Muchas gracias!. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Kakemono Granate I |Pintura de Prado de Fata | Compra arte en Flecha.es Kakemono Granate I | Pintura de Prado de Fata | Compra arte en Flecha.es

Prado de Fata
Kakemono Granate I, 2007

1.000€

Pintura

Óleo y pan de oro sobre lino velázquez

Pintura inspirada en el formato de los kakemonos japoneses. Realizada tras el paso por un centro de meditación zen, esta serie fue creada con la intención de ser unas pinturas que sirvan para la meditación, la relajación o cualquier otra práctica similar. El precio incluye lo que necesita para ser colgado: el cordón y las barras

51 x 122 cm

Biografía

Formada en pintura, grabado y escultura, es el conocimiento, estudio y realización de la pintura sumi-e lo que marca su producción artística. Esta pintura de los monjes budistas zen se basa en la austeridad cromática (blanco y negro), la depuración técnica (los trazos se realizan en un único gesto), la temática (la naturaleza como objeto de representación y estudio) y un componente filosófico-espiritual (el zen). Serán justamente las características de las expresiones artísticas zen las que a partir de entonces intente llevar a su obra. Estas son: simplicidad, naturalidad, calma, asimetría, sutileza y vacío entre otras. Su obra se completa con una búsqueda personal a partir de la expresión del propio sentimiento, despojándolo de todo lo superfluo y depurando lo accesorio. En el grabado, utiliza mayoritariamente el blanco y negro, ya que el negro es rudo pero sincero y encierra soledad y silencio.
Leer más
zoom in
zoom out
cerrar zoom