ALQUILER DE OBRAS DE ARTE

¿Por qué alquilar arte? Es sofisticado: el arte contemporáneo proyecta una imagen corporativa dinámica y sofisticada. Disponemos de un amplio catálogo de cuadros, esculturas, fotografías y grabados, y contamos con más de 450 artistas. Además, las obras de arte crean un ambiente estimulante para los empleados. Es rentable: puede disfrutar de una obra de arte original de un artista de renombre y es un gasto deducible fiscalmente para las empresas. Es flexible: el contrato de arrendamiento permite cambios y adquisiciones, y es cómodo: FLECHA se encarga desde el estudio de proyección hasta la instalación.


DECORACIÓN DE OFICINAS CON ARTE

Añada al alquiler de obra de arte nuestro servicio integral y gratuito de Asesoramiento: selección de obra, producción e instalación. Periodo de prueba de 15 días.


REGALOS DE EMPRESA

A través de nuestro servicio de asesoramiento gratuito le ayudaremos a elegir, diseñar y producir el regalo perfecto para sus empleados o clientes. Más de 450 artistas y un amplísimo catálogo de obras con precios muy competitivos. Su producto, su sede, logo, claim, etc. convertidos en obra de arte.


¿Está interesado? contáctenos

llámenos 91 603 36 26

91 603 36 26

flecha@flecha.es

flecha@flecha.es

¡Muchas gracias!. Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

A través del espejo_8 |Fotografía de Carolina Pingarron | Compra arte en Flecha.es A través del espejo_8 | Fotografía de Carolina Pingarron | Compra arte en Flecha.es

Carolina Pingarron
A través del espejo_8, 2013

150€

Fotografía

Fotografía impresa sobre tela Silk Satin sobre bastidor

A través del espejo La identidad y su pérdida, el sueño y el vacío que implica y que nos es tan familiar, vuelven a la obra de Carolina Pingarrón en esta nueva serie. Fotografía y retoque digital que se ponen una vez más al servicio de un concepto tan concreto como difuso: ¿quién eres tú? ¿Quién soy yo? Imágenes en un espejo en primer plano, pequeñas siluetas que se alejan por un pasillo. ¿es el pasillo que lleva al limbo? ¿O el de la planta 3 del hospital donde operan a tu hijo? ¿O sólo es un pasillo más de los que recorres cada día? ¿Quién está en ese espejo? ¿Me está mirando a mi? ¿Es la artista? ¿O soy yo? ¿O quizá no es un espejo, sino una ventana? Muchas preguntas y pocas respuestas hacen de “a través del espejo” una obra que se puede mirar muchas veces y cada vez genera nuevos interrogantes, a veces incómodos, a veces agradables, pero siempre de una vaga familiaridad. F. Aldemira

57 x 100 x 3 cm

zoom in
zoom out
cerrar zoom