“Soñar haciendo tus sueños”, entrevista a nuestro artista Erick Miraval

Hola Erick, gracias por estar con nosotros en FLECHA y también de haber elegido España en vez de EEUU para instalarte como artista. ¿Cuál ha sido tu trayectoria en tus años de formación como artista?

Gracias a vosotros por la entrevista y por el interés en mi obra, venir aquí me ha ayudado muchísimo a cambiar mi visión del mundo y ha hecho de mi carrera algo muy especial, Llevo 14 años en España al inicio becado por la UCM y por la Ruta Quetzal por quienes vine a estudiar Bellas Artes y terminé con premio extraordinario. Fue una etapa muy importante para mí.

En el ecuador de mi carrera gané una residencia para formar parte de la 5ª Promoción de la Fundación Antonio Gala, allí no solo pintaba, hacía escultura y principalmente tallaba y ensamblaba, estaba absorbido por la magia del material, la madera y la pintura, el trazo; y continuamente me cuestionaba la separación de los medios artísticos que durante la carrera bajo un método quirúrgico se nos enseñó a considerar. Pero estuve allí con músicos, escritores, compositores y comencé a ver no las diferencias, sino los puntos de unión. Lo que más hice en la fundación fue leer y empaparme de formas de pensar y buscar los nexos, considero que en los nexos está lo interesante de todo, lo que vale la pena.

En la carrera se me daban bien las técnicas en general, y me gustaba cuestionarme el porqué del material que usaba, tuve más interés en las asignaturas teóricas que técnicas, aunque era complicado reinventarse con conceptos a veces tan dispares. Estuve en la Fundación Rodríguez Acosta y posteriormente en las residencias Internacionales FONCA, una residencia maravillosa en México en donde trabajé en una instalación muy especial con la colaboración de los artesanos de alebrijes Oaxaqueños. Esta pieza Código Abierto se mostró en varios museos de Centroamérica.

Captura de pantalla 2017-03-14 a las 11.43.52
“Ficción urbana V”. Erick Miraval.

Hemos oído que el mismo Miguel de la Quadra-Salcedo fue quien te estimulo venir a España a visitar “Las Meninas” y ver de cerca la obra de Velázquez ¿cómo te marcó este momento? También fue quien insistió llevarte a las cuevas de Altamira y pintar en tu cuaderno tumbado al puro estilo de Miguel Ángel, ¿qué sentiste en ese espacio artístico tan milenario?

Gracias a Miguel de la Quadra pude conocer de cerca obras maestras únicas de una manera auténtica e irrepetible. Recuerdo que había muchos periodistas y era una visita oficial, él era capaz de romper cualquier protocolo y crear situaciones auténticas llenas de magia. Allí estaba llamado por el mismo Miguel y me dice “Chico, túmbate en el suelo y observa las pinturas desde allí, como lo hacían estos artistas hace miles de años”. Recuerdo que no tenía mis materiales conmigo y dibujé unos bisontes con lápices labiales que unas chicas muy amables que estaban en recepción me prestaron. De niño yo dibujaba directamente con achiote y cochinilla, insectos y animales en la selva amazónica donde crecí, ¿por qué no con lápiz labial?

Yo aprendí de Miguel que uno podía soñar haciendo sus sueños, suena tremendamente utópico, solo puedo decir que no es un camino fácil.

¿Tuviste un punto de inflexión durante tu residencia en España, alguna experiencia que influiría en tu carrera como artista?

Acabando la carrera y luego el máster, mi utopía se chocó con el muro de las leyes de extranjería y descubrí a mi pesar que lo que había estudiado y mi carrera y premios no eran considerados como profesión o carrera para extranjería y me denegaron la residencia por trabajo, estuve de ilegal 3 años y durante ese tiempo oscuro surge un proyecto muy importante para mí, Elogio a la Espalda (EalaE), este proyecto se ha representado en diversos lugares de España, incluido en el Premio Sajarov del Parlamento Europeo, en el Teatro Canal y en la Feria de Art MADRID. Esta pieza es una declaración de intenciones y plantea la existencia de los artistas más allá de su nación y de los papeles que corroboran la existencia como individuo útil social. Este proyecto derivó en MEAT, making of representado en la Fundación Antonio Gala, años después de mi residencia y en SHOOT ME! En la Fundación Marcelino Botín, poco antes de obtener finalmente la residencia como trabajador.

Actualmente tengo mi taller en una nave de la zona de Oporto en Madrid, metido en diversos proyectos y colaboraciones.

"Skincapes: Trozos de carne: Ángela Merkel.
“Skincapes: Trozos de carne: Ángela Merkel.

Tu obra además de tener un toque urbano – surrealista ¿considerarías que también hace una crítica político social?

Creo que las obras que se derivan de esta etapa completamente iniciática construyen una forma de pensar muy diferente al utópico viajante de la Ruta Quetzal. Fue mi verdadero viaje iniciático, en soledad, aunque bien acompañado de gente maravillosa con la que pude reflexionar sobre muchas cosas. Creo que es necesario tener un momento crítico, que las cosas se asienten y tomen corporeidad antes de dar el siguiente paso.

Actualmente estoy en ese proceso, nutrido de imágenes cotidianas, mi contexto urbano, un apresamiento voluntario para conseguir estos “papeles”, me siento reflexivo sobre temas relacionados con la velocidad, la aglomeración, el exceso de información y de recuerdos, de deseos e imposibilidades, y voy creando un mapa mental un territorio de imágenes que llamo Ficciones Urbanas y a la vez transversalmente trabajo en proyectos relacionados con materializar lo intangible a través de la pintura.

Mi trabajo reflexiona sobre la política en piezas como Skynscapes en la que pinto a presidentes como si fueran una muestra de piel, y me pongo a pensar mientras pinto “ son también un trozo de carne como todos”, en otra dirección de mi trabajo como variación de Ficciones Urbanas tengo una serie abierta que trabajo en paralelo a la realidad sociopolítica llamada Historias Distópicas, son fotomontajes que reflexionan desde el la pintura “museable” la representación de la violencia y el poder en el arte, y de cómo se repiten estos patrones en la realidad sociopolítica contemporánea. Hay sin embargo una crítica más sutil en las pequeñas catástrofes cotidianas del trabajador en el metro cansado y enganchado a su móvil y sobre la ratonera en la que parecemos vivir, una ratonera de lujo claro, es la urbe, el “modo de vida” en veranos luminosas con ideales líneas y orden, rodeado de marcas y fronteras muy bien diseñadas en las calles. Sin embargo me gusta la ironía y la presento desde el absurdo en imágenes que tienen una relación ambigua y un tanto festiva.

Es una etapa protéica, rica en matices puedo decir que es un muy buen momento para pensar pintando.

"Ficción urbana III" Erick Miraval.
“Ficción urbana III” Erick Miraval.

Has tenido mucho éxito desde muy joven ¿qué consejos darías a otros artistas para poder vivir tantas experiencias y tener tanto éxito como tú?

Quitarse el miedo, siempre habrá alguien que disfrute de un trazo, empezando por ti.

¡Muchísimas gracias por contestar a nuestras preguntas!

 

 

MÁS EN LA MISMA CATEGORÍA
  1. Jara

    Me ha encantado la entrevista. Se pueden sacar muchas conclusiones. Felicidades Erick

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *