EL ARTE DE PERÚ EN ESPAÑA

Con motivo de su participación en FLECHA 2020, desde el próximo 20 de febrero y hasta el 20 de marzo acercamos hasta nuestra galería NB7 la obra de los siete artistas peruanos con presencia en esta feria. Juan Mateo Cabrera, Micaela Aljovín, Kristie Arias, Luz Letts, Maricruz Arribas, Alberto Grieve y Rocío Rodrigo, comisariados por Ana María Rodrigo, nos acercarán a la cultura peruana a través de su arte.

Además, está vez tenemos el placer de contar con la colaboración y apoyo de la embajada peruana en nuestro país. Un apoyo institucional fundamental para el éxito y disfusión de esta exposición.

La comisaria de estos artistas, Ana María Rodrigo, nos acerca a la obra que se presentará con estas palabras, ¡no te lo pierdas!

“En nuestra era casi postcolonial seguimos usando estilos y recursos más occidentales y, a veces, hasta orientales en el arte.

El Centro y la Periferia (territorios invisibles y mudos durante siglos) cada vez más semejantes en su producción artística, nos dejan, sin embargo, aún establecer diferencias y semejanzas respecto de ámbitos como los del poder, la ideología, la estructura de los grupos sociales, la economía, la política y la cultura de estos territorios: el género, la pobreza, la violencia en aspectos y áreas múltiples, las posibilidades de los alcances de la ciencia y tecnología, la construcción y destruccioón del medio ambiente…

Los artistas que mostramos tienen referentes diversos: los de Grieve o Cabrera son básicamente occidentales y globales, los elementos locales aparecen en Arias, Aljovín o Arribas. Rodrigo se mueve en ambos territorios.

Es interesante notar el uso de la lana (como elemento local) en Arias, el tema y los materiales en Aljovín, el juego de contrastes de elementos y materiales que ya había usado Rodrigo y que continúa en Arribas: lo hi y lo low, lo glamouroso y lo popular, lo artístico y lo profano, y desacralizado uso de elementos populares y hasta repulsivos, míseros o mágicos como en los lienzos de Letts. Conviven hoy, pues, una producción sin pasaporte y otra con este, un mundo que lucha por ser más inclusivo y, a su vez, no perder identidad, una época que quiere disolver barreras y no borrar su historia ni sus particulares tradiciones o su memoria”.

MÁS EN LA MISMA CATEGORÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *